Google Classroom: primeras impresiones

Me tocó en suerte administrar un espacio de Google Apps for Education. La verdad, me resulta una muy buena experiencia.

El uso de Google Classroom es verdaderamente sencillo e intuitivo. Aunque mi corazoncito sigue queriendo más a Moodle, mi profesión me va llevando a conocer otras plataformas y a notar las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

La simplicidad de Clasroom se basa en la falta de opciones. No puedo elegir una u otra (u otras diez) maneras de hacer las cosas, como en Moodle. Sólo una. Y entonces, no hay nada que elegir, que pensar, que aprender. Sólo se usa la plataforma con lo que trae, y listo.

¿Elegir Formato de semanas, de temas, temas en pestañas? Nada de eso. Un solo formato. Se crea una clase y listo.

Crear una clase en Google Classroom

¿Elegir foros, tipos de foro, chats, libros, encuestas, questionnaire, etc. etc.? Nada de eso: sólo tarea, pregunta o anuncio.

Subir contenido a Classroom

Cada una de las acciones que tienen mil variantes en Moodle, aquí no tienen más opción que la que figura allí. No hay mucho que explorar, y por lo tanto, es la plataforma ideal para los docentes que no son de estar buscando herramientas más potentes o libres; simplemente quieren utilizar una herramienta buena y confiable.

La verdad, me gusta mucho esta herramienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *