Otra vez se llenó mi cuenta de Gmail

Ya es la tercera o cuarta vez que me quedo sin espacio en Gmail. ¿Será porque lo uso para absolutamente todo lo que hago en mi vida? Podría ser.

La cuestión es que cada vez que aparece el malvado cartelito que me avisa que me estoy por quedar sin espacio, me vuelvo loca buscando mails grandes que estén ocupando todo el espacio.

Cómo lo hago? En el buscador escribo:

has:attachment para ver sólo los mails que tienen archivo adjunto.

filename:wav (o cualquier extensión), buscando adjuntos de audio, video, etc.

También voy a los mails más antiguos, modificando la dirección en la barra de direcciones: cambiando el último número (en el ejemplo, un cinco) voy a la página 200, 150, etc.

https://mail.google.com/mail/u/0/#search/filename%3Apps/p5

Sin embargo, me estaba faltando algo con qué ordenar los mails de mayor a menor tamaño.

Encontré en este post la solución: Ordenar correos gmail por tamaño

Allí recomiendan el sitio Find Big Mail, que a mí me funcionó a la perfección. Basta con hacer clic en el link, escribir la dirección de mail, autorizar a la aplicación a entrar a nuestra cuenta, y esperar a que llegue el reporte o hacer clic en Refresh. El reporte nos da acceso a los mails más grandes, o sea, esos videos de los sobrinos en un acto escolar que mandó la abuela, y que olvidamos borrar, por ejemplo. La verdad, excelente herramienta.

findbigmail

 

Al final, es importante quitar el permiso de acceso, para no tener posibilidades de que haya una puerta abierta a infiltrados 😉

Cuando busqué en la misma página la manera de revocar el acceso, la sorpresa fue que ellos mismos dicen haberlo hecho, y nos brindan este link para comprobar que ya no figuran en la lista de aplicaciones permitidas.

1 opinión en “Otra vez se llenó mi cuenta de Gmail”

  1. Después de mucho tiempo entro a tu blog en el preciso momento en que padecía el fastidioso cartelito en el GMail.
    La solución que proponés es genial. Me sirvió para saber cuánta porquería vieja albergaba en mi cuenta y, además, “descubrí” cuántos permisos había dado para que entraran en mi GMail.
    ¡Muchas gracias por el aporte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *