Cohortes en Moodle 2

Ya es el segundo proyecto en el que participo con Moodle donde la solución a todos los problemas de usuario se dan a través del uso de cohortes.

Las cohortes son grupos de alumnos que transitan juntos una misma experiencia de formación, como en la escuela primaria es “el grupo de sexto” (que antes era el grupo de quinto, y antes fue el de cuarto).

En algunas plataformas Moodle, los estudiantes simplemente pertenecen a uno u otro curso y no hay continuidad.

En muchas otras plataformas, los estudiantes funcionan como grupos más o menos permanentes, que pertenecen todas a la vez a los mismos cursos (materias de una carrera, espacios de un proyecto, etc.)

Muchos administradores intentan definir roles globales, pero es complicado ese tema en Moodle 2. Por lo contrario, creando una cohorte por cada grupo que comparta la cursada o la pertenencia a proyectos, todo se soluciona mágicamente.

¿Cómo crear una cohorte?

En el panel de Administración del sitio, opción Usuarios, Cuentas, Cohortes.

Administración del sitio / Usuarios / Cuentas / Cohortes  

Allí, con el botón Añadir se creará una nueva cohorte.

Para agregar usuarios a una Cohorte ya creada, utilizar el viejo y conocido icono de Asignar roles:

Agregar cohorte y asignar usuarios

¿Cómo asignar las distintas cohortes a los diferentes cursos?

Definiendo Sincronizar Cohorte en los métodos de matriculación:

Sincronizar cohorte

 

 

No llegan mails a los usuarios en Moodle

Cada vez que uno instala una nueva plataforma Moodle, empiezan los problemas con el tema de los mails. Por ejemplo, no llegan los mensajes de los foros a los mails de los usuarios suscriptos. O no llegan los mensajes de la mensajería privada, ni los de recuperación de clave (“Olvidé mi contraseña”). Hay que armarse de paciencia y recordar que para que llegue un mail a un usuario de un curso, tienen que darse muchas cosas: Usuario, Plataforma Moodle y Hosting tienen que poner su parte en todo esto.

¿Por dónde empezar a descifrar este enigma?

Aquí algunos consejos para empezar, muchos de los cuales terminan, lamentablemente, en el típico… consulte con el responsable del servicio de Hosting.

Paso 1: Crear varios usuarios de prueba,

Crear varios usuarios de prueba, con diferentes direcciones de mail, y distintos roles. Asignarlos al curso correspondiente y suscribirlos al foro (suscribirse a un foro en Moodle significa “anotarse para recibir los mensajes por mail”). Para las pruebas no estaría mal elegir la opción “Suscripción forzoza” en la configuración del foro. Para comprobar qué usuarios recibirán los mensajes por mail, ver en el panel Ajustes / Administración del foro, la opción “Mostrar / editar suscriptores actuales”.

Opciones de suscripción de un foro

Paso 2: Escribir un mensaje en el foro

Escribir un mensaje en el foro, eligiendo la opción “Enviar inmediatamente” (porque si no se elige esa opción, la plataforma esperará media hora o el tiempo indicado en la configuración antes de enviar el mensaje).  Esperar un rato. Para que los mensajes lleguen a los usuarios, Moodle utiliza un programa que se llama Cron. Ay, bendito Cron!!!

¿Y qué es un Cron?

En el sistema operativo Unix, cron es un administrador regular de procesos en segundo plano (demonio) que ejecuta procesos o guiones a intervalos regulares (por ejemplo, cada minuto, día, semana o mes). Los procesos que deben ejecutarse y la hora en la que deben hacerlo se especifican en el fichero crontab. El nombre cron viene del griego chronos que significa “tiempo”.

Fuente: Wikipedia

Moodle tiene un programa llamado Cron, que es el que debe ejecutarse recularmente. Cada diez minutos alguien debe ejecutar ese programa para que se envíen todos los mails que están listos para ser enviados. ¿Quién ejecuta eso cada diez minutos, día y noche, incansablemente, independientemente de los feriados y fiestas religiosas? Debería hacerlo el Hosting. Es decir, el servidor en que se aloja Moodle, quien tiene todos nuestros datos en su poder.

Así que si en diez minutos, quince o media hora no se enviaron los mensajes, probablemente no esté configurada la tarea en el hosting (el cron job, es decir, la ejecución regular del programa para enviar los mails). ¿Cómo lo averiguamos? Ejecutando el cron manualmente.

Paso 3: Ejecutar el cron manualmente.

Para eso, usamos la dirección de nuestra plataforma y le agregamos /admin/cron.php

Por ejemplo:

www.cursos_malos_y_caros.edu.ar/admin/cron.php

¿Ahora llegaron los mensajes?

Si los mensajes llegaron a los suscriptores, entonces hay que escribirle un mail al administrador del hosting diciéndole que se necesita configurar el cron para que cada 10 minutos se envíen los mails de la plataforma. Hay que indicarle la dirección del cron  (blabla/admin/cron.php).

¿No llegaron los mensajes? ¡Oh! ¡Estamos en problemas! ¿Qué hacemos ahora?

Primero, volver a mirar si los usuarios están suscriptos al foro. Pero por las dudas, enviarles un mensaje utilizando la mensajería interna puede ser una buena prueba también de funcionamiento de los mails.

Para eso entramos al perfil de un usuario y elegimos “Enviar mensaje”.

Enviar un mensaje

¿Le llegó el mensaje a esa persona? Si le llegó, entonces hay que ver por qué no llegan los mensajes del foro (problemas con el cron, problemas con el máximo de mails por hora, etc.).

Si no le llegó, entonces el sistema no está enviando mails, en general. Para comprobar esta hipótesis, lo que podemos hacer es salir (desloguearnos) y hacer clic en “Olvidé mi clave”. Al escribir la dirección de mail de nuestro usuario, debería llegarnos un mail con las instrucciones para cambiar la clave. Si no llega, comprobamos la hipótesis: el sistema no envía los mails. ¿Qué hacer en este caso? Preguntarle al responsable del hosting si están habilitados los envíos de mails por PHP. Si no están habilitados y no piensan habilitarlos, necesitamos configurar la salida de mails por un SMTP.

Paso 4: Configurar la salida de mails por SMTP

Una vez que asumimos el problemita de no poder enviar los mails con el sistema por defecto de Moodle (PHP), necesitamos una cuenta de correo que permita enviar miles de mails por hora sin ser considerado spammer.

Para conseguir los datos del SMTP tenemos que ponernos en contacto con el administrador del hosting; decirle que se van a enviar miles de mails por hora (la cantidad de usuarios de la plataforma multiplicado por la cantidad de mensajes que se escriban), y que necesitamos los datos de la cuenta (la dirección del SMTP, el nombre de usuario del SMTP, la contraseña, el puerto -por defecto es 25-, si se requiere conexión segura, si es conexión segura de tipo SSL o TLS). Mucha gente utiliza una cuenta de Gmail (yo no lo probé).

Una vez que tenemos esos datos, vamos a la ventana de Administración del sitio / Extensiones / Email:

Configurar los mails en Moodle

Allí tenemos todas las opciones para configurar el SMTP, excepto el puerto que generalmente es 25 (si no es, hay que utilizar configuraciones más avanzadas…):

Configurar el mail

Haciendo magia con CSS

Estoy trabajando una plataforma Moodle 2, y debo decir que los muchachos se pasaron con los cambios… ¡cuánto cuesta adaptarse a las novedades!

Sin embargo,  voy entendiendo y encontrando la lógica poquito a poco.

Hoy quiero comentar cómo hice algunas cosas espectaculares con CSS.

Yo tenía una página con links (página de categoría) y quería poner al lado de cada enlace una imagen que cambiara cuando pasaba el mouse sobre el link.

Si tuviera acceso al HTML, esto se resuelve de una forma muy simple: creando clases para los enlaces:

En la página Html:

<a class="enlaceazul" href="http://esteenlaceesazul">Este enlace es de color azul</a>
<a class="enlacerojo" href="http://esteenlaceesrojos">Este enlace es de color rojo</a>

En la hoja de estilo CSS, podemos configurar un estilo para cada clase, para su estado “normal”, para el enlace ya visitado y para el enlace en el momento en que el mouse está sobre él:

a.enlaceazul { color: #000099;}
a.enlaceazul:visited { color: #000088;}
a.enlaceazul:hover { color: #0000FF;}

a.enlacerojo {color: #990000;}
a.enlacerojo:visited {color: #880000;}
a.enlacerojo:hover {color: #FF0000;}

Lo que yo necesitaba era poner una imagen a la derecha, así que en lugar de cambiar el color, cambiaba la imagen de fondo, lo cual en cualquier página web puede hacerse utilizando por ejemplo:

background: url(http://imagen.png) no-repeat center right;

En Moodle la cosa se complica porque las imágenes se toman de una manera diferente:

a {background-image:url([[pix:theme|nombredelaimagen]]);}

Pero mi mayor complicación era hacer todo esto… ¡sin tocar el código PHP de la página de Moodle!

Entonces estuve buscando de qué manera podía poner estilos diferentes a enlaces diferentes… de acuerdo al texto del enlace. Y me encontré con un link maravilloso que explica esa y otras cosas geniales: 19 tips y trucos para CSS.

Lo que hacemos es decirle que aquellos enlaces (a) que tienen dentro del texto del enlace (href*) lo que está entre comillas, tienen que tener determinado estilo:

a[href*="texto_del_enlace.html"] {
height: 50px; /* Cambiando la altura del link de acuerdo a la altura de mi imagen */
background: url([[pix:theme|matematica]]) no-repeat right top;
}
a[href*="texto_del_enlace.html"]:hover {
height: 129px; /* Cambiando la altura del link de acuerdo a la altura de mi imagen */
background: url([[pix:theme|matematica2]]) no-repeat right top;
}

En este post se aclara qué son los corchetes en CSS: CSS para pestañas:

Los corchetes se usan para seleccionar atributos, por ejemplo:

[type=radio] {}, con esto seleccionas todos los elementos que tengan el atributo “type” y que éste sea igual a “radio”.

La “viborita” selecciona elementos con el mismo padre, y que respeten el orden del selector, es un selector de hermanos, por ejemplo:
[type=radio]:checked ~ label {}, selecciona todos los elementos “label” que sean hermanos de un elemento con “type” igual a “radio” seleccionado y que ademas, se cumpla que el label esta despues del radio button, lo particular de este selector es que los elementos no tienen que estar exactamente juntos, puede haber otro elemento entre ellos, y aun asi funcionaran.

Aquí una explicación bien detallada de algunos elementos utilizados: CSS: Formatos

Ser, estar, semejar, resultar, parecer

Ser un tonto. O no lograr manejar determinada situación con velocidad e inteligencia suficientes.

Ser opositor. O no coincidir con algunos puntos de este gobierno.

Parecer loco. O no estar pudiendo explicitar todo lo que a uno le pasa por la cabeza.

Resultar un estúpido. O no estar reaccionando como el interlocutor imaginaba, por algún motivo, que uno debería reaccionar.

Ser gordo. O estar con sobrepeso.

 

Las etiquetas anulan, cortan la posibilidad de aprender, bajan la autoestima y llevan a renunciar a la posibilidad de intentar cambiar.

Las etiquetas sirven para reducir la complejidad de la realidad: “Ese tipo es oficialista, con él no hables de política”. “Aquella es una loca, no la contradigas”. “Este tipo es un gordo, qué ropa va a quedarle bien”. “Si hasta mi mujer puede, cómo no vas a poder vos”.

También sirven para perdonarse a sí mismo, como excusa para no cambiar más“Dale, cociná vos que yo cocino mal”. “Yo me pongo ropa bien amplia porque ya asumí que soy gorda”. “A mí algunos alumnos me pueden, qué querés que le haga, no es que quiera hacer diferencias”.

Sin embargo tenemos que aprender a sacarnos las etiquetas autoimpuestas o las que nos ponen otros. Pasar de ser una gorda a estar con sobrepeso permite cuidar nuestra alimentación para luchar contra ese sobrepeso, o pasar de parecer tonto (buscando la respuesta inteligente inmediata) a decir “esperá que hay algo que no me cierra”, permitiéndonos pensar, siendo conscientes de que no siempre la frase más inteligente viene a nuestra mente en el momento exacto (muchas veces tenemos la respuesta perfecta un día después… somos inteligentes con delay)

Creo que es fundamental que aprendamos a conversar sin etiquetarnos, a buscar argumentos en lugar de rótulos e insultos. Y como educadores, es sumamente importante no etiquetar a nuestros alumnos, ni siquiera con etiquetas positivas: decirle a alguien que es el mejor alumno también resulta una carga sobre sus hombros, ya que después debe esforzarse por mantener el rendimiento para no decepcionar…

Y cuando alguien se decepcione de nosotros, dejémosle muy en claro que la etiqueta que esa persona nos puso es problema suyo, no nuestro.