Cumbre Eurolatinoamericana: debatiendo conclusiones

Nuevamente participo de una entrevista colectiva al Secretario de Estado de Iberoamérica del Gobierno de España.
Las preguntas pueden leerse en esta página.
Estos son los horarios para visualizar la entrevista por Streaming de video:

Mañana *lunes 31 de mayo* a las:

* México D.F: 10 horas
* Tegucigalpa, San Salvador, Guatemala, Managua, San José: 9 horas
* Santo Domingo, La Habana: 11 horas
* Bogotá, Quito, Lima: 10 horas
* La Paz, Santiago de Chile: 11 horas
* Buenos Aires, Montevideo: 12 horas
* Venezuela: 10:30 horas

Fijate bien dónde escribís tu usuario y contraseña

Hago una mínima pausa en mi trabajo para comentar que leí en twitter, gracias a @alvarofelipe acerca de una nueva forma de Phishing (una estafa o trampa informática que no llega a ser un virus sino que puede consistir en robar datos y suplantar identidad):

La idea es simple: cuando el usuario no esté mirando la pestaña, cambiamos su aspecto para que parezca otra.Este ataque puede ser realmente efectivo. No somos pocos los que acostumbramos a trabajar con varias pestañas, y lo que nos guía es su icono y su título. Tal y como pone como ejemplo Aza Raskin, el desarrollador de Mozilla que lo ha publicado, si hacemos clic en la pestaña con el icono de Gmail y vemos que nos pide hacer login otra vez porque no ha habido actividad, lo haríamos prácticamente sin dudar. Sin embargo, lo que podríamos estar haciendo es proporcionar nuestra información a terceras partes.

Fuente: Genbeta

Si entrás al artículo de Aza Raskin, quien nos explica y ejemplifica el truco, y hacés clic en otra pestaña, verás que pronto la pestaña del artículo se convierte en una ventana de Gmail (el contenido y el favicon). Pero en la barra de direcciones sigue la dirección de un sitio que no es Gmail:

phishing

Hace un tiempo que escucho que se hackean cuentas de Facebook. También recibo falsos mails de pérdida de contraseña con el nombre de mi propio banco (¡cómo no creerle si es mi banco!) además de vivir situaciones gravísimas con mis alumnos y con mis hijos. La peor de ellas fue una en que un chico de 12 años creó una cuenta con el nombre del padre de una compañera (que no veía a su padre hacía años) y empezó a enviar mensajes groseros y agresivos…

Creo que es importante que conozcamos las diferentes formas de estafas, trampas o bromas de mal gusto y que eduquemos a nuestros hijos en la conciencia de que existen esos problemas, para que no sean víctimas fáciles de los agresores o delincuentes… que a veces son simplemente chicos de su misma edad a quienes también hay que rescatar de algún grave problema psicológico…

Por un par de meses más, se podrá consultar este material educativo sobre seguridad en la red que coleccionamos en una red ning (que pronto dejará de funcionar de forma gratuita) un grupo de padres: Padres en red

Primeros apuntes para una carta a las mujeres

Esta última semana viví una serie de situaciones que me hicieron reflexionar acerca de cómo las mujeres suelen (solemos) dejar en manos de los hombres muchas cosas vinculadas a la tecnología.
La verdad, tengo muchas ganas de hablarles a todas esas mujeres, sobre todo a las que se dedican sólo a sacarle el polvo a la computadora… de su marido.
Me gustaría que juntas, un grupo de mujeres trabajando colaborativamente, escribiésemos una «Carta a las mujeres» invitándolas a tomar la sartén por el mango y la computadora por el teclado.
Estos son mis primeros apuntes. Los publico con la esperanza de que esto crezca tanto que no quede ni una palabra de mi idea original.

Querida mujer de este siglo:

  • La capacidad para aprender acerca de la tecnología no es genética, no depende del hecho de haber nacido mujer o varón que puedas aprender mucho sobre tecnología.
  • Tener en tus manos el manejo de la información (aprender a usar una computadora, dominar su configuración y poder decidir para qué querés usar esa herramienta) es, al igual que la administración del dinero, un elemento de poder que no debemos dejar en manos de terceros.
  • Para apropiarnos de ese poder basta con involucrarnos. Pedir ayuda para aprender es bueno, pero no pedir que los demás solucionen nuestros problemas. No dejes que los hombres que te rodean sean los únicos que sepan las claves de la red, la manera de configurarla, los usuarios y las claves de la computadora, y todos los datos necesarios para que te manejes con independencia total, incluso la independencia de poder llamar a un técnico y brindarle la información que él te pida sin tener que preguntarle a nadie.
  • Usá herramientas que permitan que vos domines todo el contenido de tu computadora; no dejes que otras personas decidan por vos qué programas usar. Preguntá, visitá los foros de ayuda, consultá con la comunidad y decidí por tus propios medios. En la red hay mucha gente dispuesta a ayudarte.

¿Por qué usar Software Libre en educación?

Ezequiel Caridad me hizo tres preguntas para una entrevista, que yo respondí extensamente. Estas son mis respuestas.

¿Por qué usar Software Libre en Educación?
La escuela no es un lugar donde los chicos van a recibir información (a instruirse) ni a mejorar determinado desempeño a través del entrenamiento. La escuela es la institución donde se educa a las personas.
Cuando nos preguntamos qué contenidos trabajar con las computadoras, nos equivocamos de enfoque (¿alguna vez alguien mirando un tenedor se preguntó qué cosa podría comer con él?). La pregunta debe ser: ¿cómo quiero formar a mis alumnos? ¿Qué herramientas serán las más apropiadas para enriquecer el trabajo en mi área?
Es altamente probable que entre los contenidos que mencionen la mayoría de los docentes, estén presentes el trabajo en equipo, la colaboración, la solidaridad, el respeto por sus pares. Todos esos valores son los que se promueven a través de la utilización de software libre.
Un usuario de software libre no compra un producto cerrado, no reclama por sus fallas ni pide que se cumpla una garantía.
Un usuario de software libre comienza a usar un programa, recibe ayuda de la comunidad de usuarios y colabora con los nuevos participantes cuando él ya superó los primeros pasos.
Este tipo de software permite -por ejemplo- que una minoría tenga la posibilidad de traducir el programa a su idioma, aunque sea hablado por muy pocas personas, o que una herramienta sea adaptada por un programador para un chico con una discapacidad particular… ¡y además se promueve que estas mejoras se compartan!
Un último ejemplo: ¿Cuál es la diferencia entre comprar una enciclopedia o trabajar con la Wikipedia? En el primer caso, se obtiene un objeto cerrado, acabado, donde el autor es un ser anónimo y lejano que expresa una postura en apariencia neutral. En el segundo, el conocimiento se sabe dinámico y cambiante, que pertenece a un colectivo y por lo tanto tiene diferentes enfoques, existe el disenso y están a la vista los argumentos de las distintas posturas… El usuario no recibe pasivamente la información sino que debe chequearla, aprendiendo mecanismos de evaluación de la veracidad de la misma.

Podemos encontrar muchas más razones por las que una escuela como institución debe utilizar software libre: evitar el gasto de dinero en licencias, evitar la piratería (evitar la enseñanza de prácticas ilegales), mejorar la seguridad de los equipos, reutilizar equipamiento en apariencia obsoleto… y no creo que se agoten aquí
las razones.

¿Cómo evitar que los docentes se asusten con lo desconocido?
Yo creo que los docentes necesitan, por parte de quienes difundimos el uso de software libre, espacios de formación y materiales de apoyo para su tarea. En ese sentido, eventos como el Simposio de Software libre y Educación (o también el EPUEL, que se realiza anualmente en la provincia de Buenos Aires) permiten que nos conozcamos, que les acerquemos nuestras propuestas, que establezcamos un contacto presencial que se continúa luego a través de listas y redes. Los participantes de Gleducar llevamos adelante también grupos de apoyo para docentes que quieren formarse activamente (grupos de autoformación) y estamos trabajando en la escritura de algunos libros para quienes quieren usar software libre en el aula pero no conocen las diferentes herramientas. En definitiva, la idea es acompañar a los docentes en este camino de aprendizaje que como cualquier otro requiere de un esfuerzo inicial en el que no queremos dejarlos solos.
Intentamos establecer un mecanismo de andamiaje que se retroalimente en la medida en que los participantes más antiguos comiencen a apoyar a los que recién empiezan.

¿En que cambia que una escuela adopte Software Libre?
Una escuela que utiliza software libre educa a sus alumnos en el valor de la colaboración, el trabajo en equipo, el compartir su trabajo y respetar los derechos de quienes crean una obra. Reconoce el disenso y promueve el respeto por la heterogeneidad, permitiendo que las herramientas se adapten a las necesidades de cada grupo o individuo. Fomenta la actividad necesaria para pertenecer a una comunidad (buscar, analizar, preguntar, responder) y no la pasividad de un cliente. Enseña en el marco de la legalidad (evitando la piratería) y mejora la seguridad de sus equipos.